yoga

Yoga Nidra: consolida la capacidad de afrontar situaciones

“(…) a través de la auto-observación, reconocemos nuestro mundo interior y podemos limpiarlo, encontrar soluciones a nuestros problemas y conflictos, abriéndonos a la posibilidad de realizar y encontrar nuestros propósitos en la vida.”

¿QUÉ ES YOGA NIDRA?

Yoga Nidra se deriva la antigua práctica tántrica Nyasa. Es una importante técnica de meditación y relajación profunda desarrollada por Swami Satyananda Saraswati que adaptó y actualizó estas prácticas tan antiguas, conservando su esencia pero quitándole las complicaciones ritualistas, adaptándolas a nuestro tiempo y haciéndolas más asequibles a personas no iniciadas.

El Yoga Nidra, es una poderosa técnica en la que aprendemos a relajarnos de manera consciente. El estado de relajación se alcanza cuando la consciencia se separa de la experiencia exterior (órganos sensoriales) y del sueño, entonces la mente se aquieta y se vuelve muy poderosa. En este estado podemos mejorar el esquema corporal, la capacidad de concentración, desarrollar la memoria, aumentar el conocimiento, la creatividad, descubrir nuestro potencial interior, reestructurar la mente, etc.

Yoga Nidra puede traducirse como “sueño psíquico” o “sueño consciente”. El Yoga Nidra es un método sistemático para llegar a la relajación física, emocional y mental. Es un estado de sueño con plena lucidez, en el que la mente permanece en la frontera entre la vigilia y el sueño, en el que la consciencia está operando en ambos niveles pero no se asocia con ninguno de ellos.

nidra2

Como es muy difícil mantenerse en este estado, habrán momentos en los que la consciencia se dirigirá hacia el exterior a través de los sentidos y nos despertaremos, y otros en los que se deslizará hacia el sueño y nos dormiremos.

Con la práctica, la consciencia tiende a estabilizarse en el nivel de “Nidra”, a nivel del “sueño consciente”. En este estado la mente está muy receptiva, la consciencia está operando en un espacio donde puede contactar con las dimensiones subconsciente e inconsciente, permitiendo manifestarse el potencial que permanece en estos niveles profundos de la mente. Nos hacemos, por decirlo de alguna manera, “psiconautas” de nuestros propios espacios psíquicos y a través de la auto-observación, reconocemos nuestro mundo interior y podemos limpiarlo, encontrar soluciones a nuestros problemas y conflictos, abriéndonos a la posibilidad de realizar y encontrar nuestros propósitos en la vida.

Yoga Nidra debería practicarse con la intención de utilizarlo para el crecimiento y la evolución personal y espiritual.

CONTRAINDICACIONES EN EL YOGA NIDRA

Está contraindicado practicar Yoga Nidra en los casos en los que se haya padecido epilepsia o haya habido brotes sicóticos importantes.

Podría suceder (aunque la mayoría de las veces no sucede nada de esto) que se produjera alguna reacción emocional por el afloramiento de samskaras (impresiones mentales almacenadas en el inconsciente) en forma de traumas, recuerdos dolorosos, complejos, o cualquier aspecto negativo del pasado sin resolver.

La manifestación de todos estos contenidos mentales, nos permite resolverlos y purificarlos, ya que se encuentran en estado latente en las capas profundas de la mente. Para ello hay que observarlos con “consciencia de testigo”, sin juzgar ni analizar intelectualmente, sin identificación personal, aceptando que todo forma parte de nuestra evolución, de nuestro proceso. Entonces, dejamos de reprimir o apegarnos los recuerdos, sentimientos y sensaciones que vienen dadas por la dualidad de las experiencias de la vida (sufrimiento – gozo) y nos situamos en la posición adecuada para resolverlos.

Si durante la práctica se produjera una fuerte reacción psicosomática, en la que sientes que pierdes el control, una manera de conseguir restablecer la calma es observar lo que está sucediendo “desde afuera”, ser consciente de que estás reviviendo la situación, no la estás viviendo, (“consciencia de testigo”) y puede servir como ayuda llevar a tu atención a percibir el máximo número de sensaciones físicas que sea posible como sentir el peso del cuerpo, el contacto del cuerpo con el suelo, percibir el sonido de la respiración, los sonidos que llegan del exterior, etc. Con el fin de tomar conciencia de que estás aquí y ahora y no allí y entonces.

nidra

¿CÓMO SE REALIZA EL YOGA NIDRA?

El Yoga Nidra es una práctica que puede aprenderse guiada por un profesor y también siguiendo una grabación. Una vez conozcas la técnica y los tiempos del Nidra, puedes practicarlo solo.

Se practica tumbado sobre la espalda, en la postura de relajación, Shavásana. Es importante que toda la espalda descanse sobre el suelo. Si la zona lumbar no se apoya, es recomendable colocar unos cojines debajo de las rodillas manteniendo la separación de las piernas. También es recomendable colocar unos cojines debajo de la cabeza y de los talones de los pies, ya que a medida que la relajación de va haciendo profunda, se llega a percibir con mucha intensidad el peso de estas zonas y puede llegar a perturbar el Nidra. Es importante no dormir, la comodidad que aporta esta postura, facilita la profundización de la consciencia, pero el riesgo es quedarse dormido, si eso ocurre, en el momento que te des cuenta, retomas la práctica y no pasa nada.

Es importante utilizar ropa cómoda. Es probable que surjan pequeñas molestias como picores, cosquillas o adormecimientos. Son trampas que produce el inconsciente, y es importante vencer estas trampas. Observarlas con “consciencia de testigo” hará que pierdan interés y ellas solas se borrarán.

SANKALPA: RESOLUCIÓN (PROPÓSITO)

“(…) El verdadero propósito del Sankalpa, es transformar todo el patrón de vida para que nos influya a nivel físico, emocional, mental, y espiritual…”

El Sankalpa es una resolución afirmativa que se repite mentalmente tres veces al principio y al final del Yoga Nidra. Tiene que ser una frase corta y positiva, hay que repetirla mentalmente, sentirla, y visualizarla.

Esta resolución cuando la repetimos en estado de relajación, será una orden que la mente consciente da a la mente subconsciente, que en estos momentos está muy receptiva, para que luego se manifieste a nivel consciente aportando cambios en la personalidad y en la vida. Un ejemplo de Sankalpa sería: si tienes insomnio y quieres utilizar esta técnica para conseguir dormir, no sirve pronunciar ” ya no tengo insomnio “, porque sería una frase negativa, que te va a perpetuar el insomnio, cuando hacemos algo con la idea de que no podemos, acabamos influidos por esta negatividad, y vamos creando un círculo vicioso del que es difícil salir, en cambio si formulas “yo duermo perfectamente”, o “yo tengo un sueño muy reparador”, y además acompañas esta resolución con imágenes en las que te ves durmiendo profundamente, estas incidiendo en tu patrón de comportamiento, y así podrás conseguir el cambio.

Es importante tener claro el Sankalpa antes de iniciar la práctica, ya que si no se tiene, será difícil formularlo en el momento que se pida, cuando la mente ya está en el estado de Nidra. Es importante repetir siempre el mismo Sankalpa hasta que se haya hecho realidad. El verdadero propósito del Sankalpa, es transformar todo el patrón de vida para que nos influya a nivel físico, emocional, mental, y espiritual, por eso, si sólo nos ceñimos a un aspecto de nuestra personalidad, como erradicar malos hábitos, o logros materiales, lo estamos limitando, pero si formulamos un Sankalpa que nos influya en toda nuestra naturaleza, nos ayudará a despertar el potencial interno, y todos los demás aspectos de nuestra vida también se transformarán.

Ejemplos de Sankalpa:

Mejoro cada día en todos los aspectos.

Tengo confianza y seguridad en mi misma.

Tengo armonía física y mental.

Despierto la capacidad natural de ilusión por las cosas.

Despierto mi potencial a todos los niveles.

Todo en mi vida tiene sentido.

Cada día vivo más consciente y centrada.

Permito que el Amor fluya en mi vida.

*Si te interesa profundizar y saber más sobre la práctica de Yoga, contacta con nosotros y le haremos llegar tus dudas, preguntas… a nuestra colaboradora y profesora de Yoga Usue; más información sobre ella: aquí.

Anuncios

PSOAS: EL MÚSCULO DEL ALMA

El psoas es el músculo más profundo y estabilizador del cuerpo humano, que afecta a nuestro equilibrio estructural, amplitud de movimiento, movilidad articular y funcionamiento de los órganos del abdomen.
Es el único músculo que conecta la columna vertebral con las piernas, el responsable de mantenernos de pie y el que nos permite levantar las piernas para caminar. Un psoas sano estabiliza la columna vertebral y proporciona apoyo a través del tronco, formando además un buen estante para los órganos abdominales.psoas1

Algunos estudios recientes consideran además al psoas, un órgano de percepción compuesto por tejido bio-inteligente que encarna, literalmente, nuestro deseo más profundo de supervivencia y de florecer. Es decir, es el mensajero primario del sistema nervioso central, por lo que es considerado también como un portavoz de emociones (“de las mariposas en la tripa”). Esto es debido a que el psoas está conectado con el diafragma a través del tejido conectivo o fascia, por lo se ve afectado tanto en la respiración, como en el miedo reflejo.

Un estilo de vida acelerado y el stress generan adrenalina que crónicamente tensan el  psoas, preparándolo para correr, entrar en acción o encogerse para protegernos.  Si constantemente mantenemos el psoas en tensión debido al stress, con el tiempo comienza a acortarse y a endurecerse. Se dificultará así nuestra postura y las funciones de los órganos que habitan en el abdomen, dando lugar a dolores de espalda, ciáticas, problemas de disco, degeneración de la cadera, menstruaciones dolorosas o problemas digestivos.

Por otro lado, un psoas tenso manda señales de tensión al sistema nervioso, interfiere en el movimiento de los fluidos y afecta a la respiración diafragmática. De hecho, el psoas está tan íntimamente involucrado en las reacciones físicas y emocionales básicas, que cuando está tensionado de forma crónica, está enviando al cuerpo continuas señales de peligro, por lo que puede repercutir en el agotamiento de las glándulas suprarrenales y del sistema inmunológico. Esta situación se ve agravada por la forma de sentarnos o  por las posturas de nuestros hábitos diarios, que reducen nuestros movimientos naturales y constriñen aún más el músculo.psoas2

Son muchas las posturas de YOGA que trabajan para liberar la tensión innecesaria del psoas; pues un psoas relajado nos permite fluir, jugar con la vida y desplegar nuestra vitalidad y expresión creativa.

Un psoas liberado permite alargar mucho más la parte delantera de los muslos y permite a las piernas y la pelvis moverse con mayor fluidez e independencia. Mejora la posición de la columna y de todo el torso, con la consecuente repercusión en la mejora de las funciones de los órganos abdominales, en la respiración y en el corazón.

Cuando cultivamos la salud de nuestro psoas se reavivan nuestras energías vitales y conectamos de nuevo con nuestro potencial creativo.psoas3

En algunas filosofías orientales al psoas se le conoce como el “músculo del alma”, un centro de energía principal del cuerpo. Cuanto más flexible y fuerte esté el psoas, más podrá nuestra energía vital fluir a través de los huesos, músculos y articulaciones.

El psoas sería como un órgano de canalización de la energía, un núcleo que nos conecta a la tierra, nos permite crear un soporte firme y equilibrado desde el centro de nuestra pelvis. Así, la columna vertebral se alarga y a través de ella, puede fluir toda nuestra vitalidad.

Fuentes:
Investigaciones de Liz Koch
El maravilloso blog Body Divine Yoga

yoguifeliz.com

Medita = cuida tu corazón y tu mente

“La meditación es una práctica milenaria que se ha asociado a una sensación de relajación física y tranquilidad. Aunque durante mucho tiempo se la relacionó solo con aspectos religiosos, estudios realizados en todos los ámbitos de la salud muestran los beneficios que provoca su práctica tanto en el cuerpo y la mente.

El Dr. Jon Kabat-Zinn es uno de los investigadores que más se ha dedicado a analizar los efectos de la meditación y sus aplicaciones clínicas. Según el también fundador del Center for Mindfulness in Medicine, Health Care and Society de la Escuela de Medicina de la Universidad de Massachusetts (EE.UU.), la meditación, en especial la técnica denominada mindfulness, lleva a una consciencia plena de la realidad del momento presente, aceptando y reconociendo el aquí y el ahora, pero sin quedar atrapado en los pensamientosemociones que provoca. Por ello, las técnicas de meditación pueden ser muy útiles para gestionar el estrés y reducir las emociones negativas.

Sin embargo, sus beneficios van más allá. Según el estudio piloto “Valoración de parámetros inmunitarios en pacientes con síntomas de ansiedad y depresión tras un programa de meditación mindfulness“, coordinado por Francisco M. Rodríguez-Peña, del Hospital Comarcal de la Axarquía (Málaga), esta técnica tendría efectos psicobiológicos y clínicos.

En esta investigación se analizaron sus efectos sobre parámetros del sistema inmunológico (glóbulos blancos e inmunoglobulinas) en pacientes que sufrían ansiedad y depresión. Tras dos meses de seguir un programa de meditación, hubo un aumento significativo de inmunoglobulinas (IgG, IgM), de proteínas que trabajan con el sistema inmunológico (C3 y C4), y un descenso en el recuento de monocitos (un tipo de glóbulos blancos cuya función es fagocitar a diferentes microorganismos o restos celulares, cuyo número aumenta ante estrés o infección).

meditar

Meditar reduce la mortalidad cardiovascular

En fechas recientes también la Fundación Española del Corazón (FEC) ha expuesto que la meditación aporta beneficios a la salud cardiovascular, basándose en la evidencia científica que aportan diferentes investigaciones. Los estudios realizados hasta ahora muestran una reducción de la presión arterial y del estrés, además de una mejoría de otros factores perjudiciales para la salud del corazón.

Así, según un reciente estudio publicado en Circulation, la meditación puede reducir en un 48% el riesgo de mortalidad, infarto de miocardio y accidente cerebrovascular en pacientes con enfermedad coronaria. Esto se debe a que esta técnica disminuye la tensión arterial y los factores de estrés: provoca una reducción de la activación del sistema simpático y de las denominadas hormonas del estrés (adrenalina y cortisol) y, por ello, se contrarrestan los efectos del estrés crónico, como son el aumento de la tensión arterial y de la frecuencia cardíaca. También aporta beneficios en la gestión de emociones negativas como la ira, la hostilidad o en los síntomas depresivos.

Para el estudio se analizaron los datos de 201 personas de origen afroamericano afectados por insuficiencia coronaria; a 102 los incluyeron en un programa de meditación trascendental (practicado de 15 a 20 minutos dos veces al día sentado de forma cómoda y con los ojos cerrados, mientras se repite una palabra o un conjunto de palabras) y a 99 de ellos, en un programa de educación sobre salud. Después de seguir a los participantes durante un periodo de cinco años, los autores concluyeron que en el grupo de meditación hubo una reducción del 49% del riesgo a sufrir un evento cardiovascular, que incluso alcanzaba hasta el 66% en quienes, además, practicaban meditación también en casa.

Los autores apuntan que el efecto de esta técnica es positivo, aunque insisten en la necesidad de seguir el tratamiento pautado y acompañarlo con la adopción de un estilo de vida saludable. (…)”

Fuente

Técnicas de relajación_ no sólo para dormir mejor…

“Relajarse no es tan complicado… sólo necesitas dedicarte tiempo.

Visualización guiada
Acuéstate y concéntrate en relajar las distintas partes de tu cuerpo. La frente, los ojos, las mejillas, hasta llegar a los dedos de los pies.

Luego, imagínate en un lugar que te genere placer, como una playa. Lleva todos tus sentidos allí. Siente la arena en tus pies, el viento en tu cabello y el calor del sol sobre tu piel. Visualiza las olas acariciando la orilla, escucha su sonido.

Respiración alternada
Coloca el pulgar y el dedo anular a lo lado de tus orificios nasales, tocándolos ligeramente. Inhala y exhala profundamente. Luego, tapa el orificio derecho con tu pulgar e inhala por el izquierdo mientras cuentas hasta cuatro. Tapa el orificio izquierdo con tu dedo anular, contén la respiración mientras cuentas hasta cuatro nuevamente, libera el orificio derecho y exhala contando otros cuatro. Repite tantas veces como sea necesario para sentirte relajado. Termina con el orificio izquierdo.

nadi-sodhana
Posturas de yoga
Párate con la espalda recta, inhala, levanta tus brazos por encima de la cabeza y exhala mientras te inclinas hacia adelante. No es necesario que llegues a tocar tus pies, simplemente deja que tus brazos cuelguen hacia abajo y mécete de un lado a otro. Tu cabeza y tu cuello deben relajarse por completo. Sentirás como se estira la parte baja de tu espalda y tus muslos. Si te sientes más cómodo, puedes doblar tus rodillas ligeramente. Inhala por dos o tres segundos, y exhala por el mismo tiempo. Repite cinco respiraciones, intentando estirarte un poquito más en cada ciclo. Levántate despacio, a una vértebra por vez. Repite el ejercicio tres veces.

Bended-Yoga
Arrodíllate y siéntate sobre tus talones. Estira tus brazos por delante de ti y ligeramente hacia los lados. Inhala y lleva tus brazos más lejos. Sentirás como se elonga la parte baja de tu espalda. Haz entre tres y cinco ciclos respiratorios y repite el ejercicio tres veces.”

yoga relax

HC en la revista ESCALAR_ consejos de yoga para escalador@s

Desde mi experiencia de 13 años como enseñante y 18 como practicante de esta disciplina que armoniza cuerpo, mente y espíritu, puedo afirmar que el yoga es una gran herramienta para cualquier deportista y en especial para l@s escalador@s.
El yoga es una “ciencia” milenaria que nos facilita una completa puesta a punto del cuerpo-mente para cualquier tarea que requiera fuerza, flexibilidad, equilibrio y concentración. A nivel interno, se trabajan la voluntad, y el desapego del resultado, ambas cuestiones, clave si se trata de retos y auto superación.

Estiramientos
Cada vez más escalador@s asumen que los estiramientos son importantes, antes y sobre todo, inmediatamente después de escalar. Sin embargo, no siempre se estiran adecuadamente. Y no hablo de la técnica, sino de la actitud: los estiramientos yóguicos consiguen una elongación y relajación muscular máximas gracias a la actitud con la que se hacen. Cuando nos estiramos debemos entrar en un diálogo amable –o más bien, amoroso- con nuestro cuerpo, con los músculos o cadenas musculares sobre los que estamos trabajando.

Cuando te estires, empieza poco a poco y sin llegar al límite, como explorando tu propio cuerpo. Con cada exhalación, ve un poco más lejos siempre sin forzar (jamás pegues tirones, ni siquiera suaves) hasta que encuentres el límite. Nunca rebases el límite: sólo llega hasta él. Aquí podría alargarme sobre el concepto de los límites, ya que creo que hay pocos deportistas sinceros con sus propios límites (el Ego es el Ego y habitualmente campa a sus anchas, especialmente en el mundo del deporte), pero para no meterme en disquisiciones filosóficas, diré: si el estiramiento deja de ser placentero y empieza a ser doloroso (aunque sea sólo un poquito doloroso) acabas de rebasar el límite.
Algo de las muchas cosas que me ha enseñado el yoga es que la aceptación de los propios límites es fundamental para superarlos.
Entonces, llegas al límite y ya no estiras más, sino que comienzas a trabajar con la respiración: con cada exhalación sientes el músculo o cadena muscular que estás estirando (pones conciencia en esa zona) y SIN TIRAR MÁS, notarás cómo puedes relajar los músculos desde tu mente, con la actitud de aflojarte, rendirte al estiramiento. Puedes sentir que la exhalación llega a la zona, puedes visualizar –y sentir- tus músculos que se ablandan, puedes decir a tus músculos mentalmente “relájaos”…articulo-escalar-yoga
La cuestión es que después de varias exhalaciones (cuanto más largas mejor), puedes volver a tirar, lentamente, como probando. Y comprobarás que el límite ha ido más lejos.
Por tanto, la clave de unos estiramientos que te dejen como nuev@ es: encuentra el límite pero no lo rebases, relaja profundamente la zona para que se deje estirar sin oponer resistencia, ve un poquito más lejos siempre con máxima atención a no pasarte. No fuerces, no ejerzas violencia sobre tu cuerpo. Siéntete.
Después de cada estiramiento, queda unos segundos tumbad@ boca arriba en postura de Savasana: tu cuerpo necesita integrar el resultado.

Respiración, consciencia y energía
En yoga la respiración es muy importante. En la escalada también. Y en la vida en general: tal como sea la calidad de tu respiración, así será tu calidad de vida. Y esto no sólo se refiere a la calidad del aire que respiramos, sino también y sobre todo a cómo respiramos.
La respiración en nuestra vida cotidiana es algo muy inconsciente para nosotr@s, salvo que tengamos algún problema con ella o que se manifieste a través de ella. Sin embargo, si la hacemos consciente, la respiración es nuestra gran aliada.
Observo a muchos escaladores esforzarse en apnea. Sin embargo, los músculos necesitan constante oxígeno para seguir trabajando. Si exiges trabajar a tus músculos en apnea, los estás maltratando. Así que respira, respira consciente, mientras escalas, si quieres que tu cuerpo responda.
Otra cuestión muy importante es tomar aire por la nariz para poder beneficiarnos de la energía del aire, que en yoga llamamos PRANA. Si antes de iniciar una vía, o en un posible reposo haces varias respiraciones profundas conscientes sintiendo el paso del aire en las vías nasales, estás recargando tu energía.
Y continuando con el tema de la energía: aprende a utilizar sólo los músculos/cadenas musculares que necesitas en cada momento, mientras el resto está relajado. Es importante economizar o al menos, no despilfarrar.
La energía siempre se dirige a la zona del cuerpo donde pones tu atención, así que cuando vayas a hacer fuerza con una zona del cuerpo sea la que sea, pon toda tu atención en ella. Y olvídate del siguiente movimiento o del anterior: no existen. Lo único real es el momento presente: este paso, lo que estás haciendo exactamente ahora.

La escalada es una meditación en movimiento y cuanto más meditativa sea tu actitud mejor escalarás. Por tanto: no buscas una meta sino que disfrutas con cada paso (vives el momento y así estás 100% presente en el paso que estás dando: lo importante es el camino y no la meta).

Como consejo general: Respeta tu cuerpo y hazle un mantenimiento; es tu templo y tu herramienta de disfrute.

Usue LÓPEZ DE LUZURIAGA – Yoga – equipo HC

*recuerda que si estás entrenando con Healthy Climbing y eres de Vitoria-Gasteiz podrás beneficiarte de la práctica del yoga a un precio reducido con Usue, del equipo HC.

Healthy Climbing colaboró con la revista ESCALAR… ¡Y TE LO ENSEñAMOS!

“En ocasiones nos limitamos al entrenamiento físico sin tener en cuenta que aspectos como la nutrición, el estrés o la forma en la que respiramos pueden lastrarnos tanto o más que la falta de fuerza. Con la colaboración del joven equipo de Healthy Climbing analizamos en este artículo alguno de estos factores, con apuntes sobre las distintas estrategias encaminadas a aumentar no solo el rendimiento en la escalada, sino el disfrute de la experiencia vital.”

Así comenzacabecera_escalarba el artículo realizado por el equipo Healthy Climbing bajo el título ‘Escalada saludable‘ en el último número (92) de la Revista Escalar. Para tod@s aquell@s que no la habéis conseguido os traemos el contenido del mismo.

A partir de la semana que viene y a lo largo de cuatro semanas os iremos mostrando de uno en uno cada artículo dedicado a cada ámbito en el que trabaja Healthy Climbing (fisioterapia, entrenamiento, yoga y nutrición) Todo, tal cual aparece en ESCALAR para ti.

La relajación

Crispado, nervioso, ansioso, en tensión, el hombre moderno está atrapado por el engranaje infernal que lo empuja irremediablemente hacia el estrés, porque su nerviosismo constante no le permite hacer frente a las exigencias de la vida moderna implacable que, tras un decorado confortable y amable, oculta un mecanismo inhumano y una lucha implacable por la vida.

Qué tiene de extraño que millones de hombres actuales vivan con la impresión deprimente de haber perdido los estribos y que se les imponga una tarea insuperable que se sienten incapaces de realizar, sin poder apartarse ella. La química moderna, con sus tranquilizantes, sus píldoras de la felicidad, les proporciona un descanso engañoso; pero a la larga, es peor el remedio que el mal, porque no extirpa las causas de esa ansiedad, de ese nerviosismo sino que se contenta con inhibir sus manifestaciones.

alt-relajacionExisten, sin embargo, dos remedios, a la vez preventivos y curativos: la respiración controlada y la relajación, siendo esta última el antídoto más directo del nerviosismo y de la tensión. Además, sin relajación no hay verdadero yoga, no hay paz, ni dicha, ni siquiera salud. Un ser en tensión, aunque disponga de todo para ser feliz, se prohíbe el acceso a la dicha.

En fin, la relajación –y no es la menor de sus virtudes- es la fuente del pensamiento creador. Recordemos a Cicerón: ‘Únicamente el hombre relajado es verdaderamente creador y las ideas le vienen como un relámpago’.

La relajación, incluso en la acción, no debe ser patrimonio de los niños y de los animales (el gato es un modelo del género); debemos volver a aprender a relajarnos conscientemente algunos minutos cada día para poder permanecer relajados en cualquier circunstancia.”

Fragmento extraído de libro “Aprendo Yoga” escrito por André Van Lysebeth*

 * “El maestro André Van Lysebeth (1920-2004) dedicó toda su vida a practicar y enseñar yoga y es reconocido como el gran impulsor de este delicado arte en el mundo occidental. Estudioso incansable, director de la revista Yoga de Bruselas y creador de la Federación de Yoga de Bélgica, ostentó el título de Licenciado en Yoga, que le fue otorgado por Swami Sivananda en Rishikesh (Himalaya) en una solemne sesión de la Yoga Vedanta Forest Academy. Escribió diversos libros sobre yoga y tantra, entre ellos Perfecciono mi yoga, también recuperado por Ediciones Urano, y Aprendo yoga, publicado por primera vez en 1971 y considerado hoy el libro de yoga por excelencia en diversos países.”

“Consejos para meditar en la vida diaria” Revista Namaste

Sentarse con las piernas cruzadas y los ojos cerrados, cantar mantras u observar la respiración en una sesión de yoga son sólo tres técnicas de las muchas que se pueden practicar para aprender cómo salirnos de nuestra mente mecánica durante unos instantes y reconectar con nuestra esencia, por debajo de todas las capas de condicionamiento y protección que se han ido creando desde nuestro nacimiento.

Diferentes técnicas se adaptan a diferentes personas en diferentes momentos. De hecho, cualquier actividad en la vida puede llegar a convertirse en una meditación porque hacer cada acto con conciencia nos trae al momento presente en el que la mente no nos domina.

Al educar la mente a través de la meditación es posible apagarla cuando ésta no es necesaria. Esto nos da paz y silencio, nos lleva más cerca de reconocer quiénes somos realmente, incrementa nuestra creatividad y jovialidad y permite a la mente descansar, por lo que funcionará de manera más inteligente y eficiente después.

En cada momento multitud de pensamientos buscan nuestra atención. Meditación significa simplemente observar estos pensamientos sin tener que analizarlos o involucrarnos en ellos, pues ellos no son nuestra realidad. Ningún pensamiento es nuestro, vienen de fuera. No podemos evitar que vengan a nosotros, pero sí que podemos dejar de poner la atención en ellos. Este proceso supone atestiguar los pensamientos.

Poco a poco, en la medida que nos volvemos maduros a la hora de observar los pensamientos, un día dejarán de abordarnos; estarán ahí, pero sin afectarnos o distraernos. Entonces estaremos en el momento presente. Lentamente, iremos entendiendo a la mente y sus juegos y comprendernos cómo somos atrapados por ella una y otra vez.

La meditación no intenta cambiar el mundo externo ni las actividades de la vida diaria, tiene como objetivo modificar la manera de hacer las cosas. Se trata de un viaje interior que cambia la calidad interna con la que actuamos.

La esencia de todas las técnicas de meditación es ser testigo y preguntarnos qué es lo que realmente somos y qué hacemos para encontrar de nuevo la conexión con nuestra verdadera naturaleza.  A continuación verás algunas de ellas, aunque si ya estás sintiendo silencio, paz, una bella energía mediante la espontaneidad o creatividad, si encontraste relax y momentos de dejarte ir de una forma natural, entonces este es tu camino. Olvídate de las técnicas y sigue haciendo aquello que sientas cercano a tu corazón.

Consejos para acceder a la meditación:

– Mientras estás leyendo, observa cómo estás leyendo.

– Toma conciencia de cómo estás sentado (o tumbado o de pie). ¿Estás en una posición cómoda o  tu cuerpo necesita algún ajuste para estar completamente relajado?

– Sé testigo de tu inspiración  y exhalación, sin necesidad de cambiar nada. Observa si respiras por la boca o por la nariz, si se eleva más el abdomen o el pecho, fíjate sin esfuerzo en los detalles. Y luego observa el intervalo que existe entre ambas. Sólo pon la atención en esto.

– Atestigua los pensamientos, los deseos, las expectativas como un espectador, como si vieras escenas de una película; permíteles ir y venir, sin pausa o repetición o aferrarte a ninguna de ellas.

– Toma conciencia de todo lo que está sucediendo a tu alrededor, integrando los sonidos, los olores, la temperatura, cada pequeño detalle.

– Cuando sientas que estás en  medio de un gran cortocircuito mental puedes decirte a ti mismo “esto es sólo la mente.” Sólo eso, sin juzgar, condenar o luchar contra ella.

– Si tienes un problema y puedes detectar qué es lo que está consumiendo toda tu energía en este momento (ira, celos, avaricia, miedo, etc.), señala tres veces que eso está ahí. Si es ‘ira’, por ejemplo, puedes decirte a ti mismo ” ira, ira, ira ‘. Esto ayuda a ver y entender que la ira está ahí, pero tú estás separado de ella.

( Inspirado en discursos de Osho y Eckhart Tolle)

Por Revista Namaste. 26 febrero, 2014