hacemos cumbre

A la hora de escalar…

“La escalada es algo más que un deporte en el que prevalece la fuerza física por encima de todos los demás aspectos, psíquicos y fisiológicos.

Esto no quiere decir que la fuerza no tenga un papel importante en la escalada, por supuesto que esto no es así, pero antes que la fuerza se encuentran unos aspectos sobre los que, debemos hacer más hincapié.

Estos conceptos básicos son:

1. Control de la mente por encima de todo. Es de vital importancia. La escalada es un deporte de riesgo. El 50% de los errores que se producen en este deporte son debidos a descontroles y arrebatos causados por el temor a una caída.

Por eso lo primero antes de escalar debemos hacernos un esquema mental donde figuren los siguientes puntos: autocontrol, serenidad, y consciencia de estar haciendo las cosas correctamente.

2. Conocer nuestros límites. Conocer nuestras posibilidades. Nunca debemos apurar nuestras fuerzas, porque llega un momento en que no dominamos nuestros músculos. Si no se está seguro de algo rechazarlo. Esto es de vital importancia, no solo para la escalada sino también en cualquier aspecto de la montaña y de la vida cotidiana.

3. Conocimiento pleno de las técnicas de escaladaDominio de las maniobras básicas con la cuerda, saber mosquetonear (chapar) con soltura, saber asegurar correctamente a nuestro compañero, entendimiento con nuestra pareja y conocer técnicas de rappel, así como las técnicas básicas del arte de hacer nudos, nos supondrá el escalar sin más preocupaciones que el conseguir progresar y disfrutar de nuestra escalada.

escalar-mosquetonear-cuerda

4. Poseer un material apropiado para nuestras necesidades. “Más vale que sobre que no que falte”. Esto no siempre es posible debido al elevado valor del material de escalada, pero sí que hay que tenerlo en cuenta siempre, ya que el salir a escalar puede ser una actividad agradable, pero se puede convertir en el peor día de toda nuestra vida si por falta de material o por un descuido nos encontramos atrapados en medio de la pared.

Hay que, tener la cabeza fría y mantener la calma. Si nos encontramos en una situación extrema hay que agudizar el ingenio y tratar de resolverla como buenamente podamos. De nada sirve el agobiarse, tan solo para perder el control. (…)”

Fuente: Hacemos Cumbre