HC en la revista ESCALAR_ consejos de yoga para escalador@s

Desde mi experiencia de 13 años como enseñante y 18 como practicante de esta disciplina que armoniza cuerpo, mente y espíritu, puedo afirmar que el yoga es una gran herramienta para cualquier deportista y en especial para l@s escalador@s.
El yoga es una “ciencia” milenaria que nos facilita una completa puesta a punto del cuerpo-mente para cualquier tarea que requiera fuerza, flexibilidad, equilibrio y concentración. A nivel interno, se trabajan la voluntad, y el desapego del resultado, ambas cuestiones, clave si se trata de retos y auto superación.

Estiramientos
Cada vez más escalador@s asumen que los estiramientos son importantes, antes y sobre todo, inmediatamente después de escalar. Sin embargo, no siempre se estiran adecuadamente. Y no hablo de la técnica, sino de la actitud: los estiramientos yóguicos consiguen una elongación y relajación muscular máximas gracias a la actitud con la que se hacen. Cuando nos estiramos debemos entrar en un diálogo amable –o más bien, amoroso- con nuestro cuerpo, con los músculos o cadenas musculares sobre los que estamos trabajando.

Cuando te estires, empieza poco a poco y sin llegar al límite, como explorando tu propio cuerpo. Con cada exhalación, ve un poco más lejos siempre sin forzar (jamás pegues tirones, ni siquiera suaves) hasta que encuentres el límite. Nunca rebases el límite: sólo llega hasta él. Aquí podría alargarme sobre el concepto de los límites, ya que creo que hay pocos deportistas sinceros con sus propios límites (el Ego es el Ego y habitualmente campa a sus anchas, especialmente en el mundo del deporte), pero para no meterme en disquisiciones filosóficas, diré: si el estiramiento deja de ser placentero y empieza a ser doloroso (aunque sea sólo un poquito doloroso) acabas de rebasar el límite.
Algo de las muchas cosas que me ha enseñado el yoga es que la aceptación de los propios límites es fundamental para superarlos.
Entonces, llegas al límite y ya no estiras más, sino que comienzas a trabajar con la respiración: con cada exhalación sientes el músculo o cadena muscular que estás estirando (pones conciencia en esa zona) y SIN TIRAR MÁS, notarás cómo puedes relajar los músculos desde tu mente, con la actitud de aflojarte, rendirte al estiramiento. Puedes sentir que la exhalación llega a la zona, puedes visualizar –y sentir- tus músculos que se ablandan, puedes decir a tus músculos mentalmente “relájaos”…articulo-escalar-yoga
La cuestión es que después de varias exhalaciones (cuanto más largas mejor), puedes volver a tirar, lentamente, como probando. Y comprobarás que el límite ha ido más lejos.
Por tanto, la clave de unos estiramientos que te dejen como nuev@ es: encuentra el límite pero no lo rebases, relaja profundamente la zona para que se deje estirar sin oponer resistencia, ve un poquito más lejos siempre con máxima atención a no pasarte. No fuerces, no ejerzas violencia sobre tu cuerpo. Siéntete.
Después de cada estiramiento, queda unos segundos tumbad@ boca arriba en postura de Savasana: tu cuerpo necesita integrar el resultado.

Respiración, consciencia y energía
En yoga la respiración es muy importante. En la escalada también. Y en la vida en general: tal como sea la calidad de tu respiración, así será tu calidad de vida. Y esto no sólo se refiere a la calidad del aire que respiramos, sino también y sobre todo a cómo respiramos.
La respiración en nuestra vida cotidiana es algo muy inconsciente para nosotr@s, salvo que tengamos algún problema con ella o que se manifieste a través de ella. Sin embargo, si la hacemos consciente, la respiración es nuestra gran aliada.
Observo a muchos escaladores esforzarse en apnea. Sin embargo, los músculos necesitan constante oxígeno para seguir trabajando. Si exiges trabajar a tus músculos en apnea, los estás maltratando. Así que respira, respira consciente, mientras escalas, si quieres que tu cuerpo responda.
Otra cuestión muy importante es tomar aire por la nariz para poder beneficiarnos de la energía del aire, que en yoga llamamos PRANA. Si antes de iniciar una vía, o en un posible reposo haces varias respiraciones profundas conscientes sintiendo el paso del aire en las vías nasales, estás recargando tu energía.
Y continuando con el tema de la energía: aprende a utilizar sólo los músculos/cadenas musculares que necesitas en cada momento, mientras el resto está relajado. Es importante economizar o al menos, no despilfarrar.
La energía siempre se dirige a la zona del cuerpo donde pones tu atención, así que cuando vayas a hacer fuerza con una zona del cuerpo sea la que sea, pon toda tu atención en ella. Y olvídate del siguiente movimiento o del anterior: no existen. Lo único real es el momento presente: este paso, lo que estás haciendo exactamente ahora.

La escalada es una meditación en movimiento y cuanto más meditativa sea tu actitud mejor escalarás. Por tanto: no buscas una meta sino que disfrutas con cada paso (vives el momento y así estás 100% presente en el paso que estás dando: lo importante es el camino y no la meta).

Como consejo general: Respeta tu cuerpo y hazle un mantenimiento; es tu templo y tu herramienta de disfrute.

Usue LÓPEZ DE LUZURIAGA – Yoga – equipo HC

*recuerda que si estás entrenando con Healthy Climbing y eres de Vitoria-Gasteiz podrás beneficiarte de la práctica del yoga a un precio reducido con Usue, del equipo HC.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s