La relajación

Crispado, nervioso, ansioso, en tensión, el hombre moderno está atrapado por el engranaje infernal que lo empuja irremediablemente hacia el estrés, porque su nerviosismo constante no le permite hacer frente a las exigencias de la vida moderna implacable que, tras un decorado confortable y amable, oculta un mecanismo inhumano y una lucha implacable por la vida.

Qué tiene de extraño que millones de hombres actuales vivan con la impresión deprimente de haber perdido los estribos y que se les imponga una tarea insuperable que se sienten incapaces de realizar, sin poder apartarse ella. La química moderna, con sus tranquilizantes, sus píldoras de la felicidad, les proporciona un descanso engañoso; pero a la larga, es peor el remedio que el mal, porque no extirpa las causas de esa ansiedad, de ese nerviosismo sino que se contenta con inhibir sus manifestaciones.

alt-relajacionExisten, sin embargo, dos remedios, a la vez preventivos y curativos: la respiración controlada y la relajación, siendo esta última el antídoto más directo del nerviosismo y de la tensión. Además, sin relajación no hay verdadero yoga, no hay paz, ni dicha, ni siquiera salud. Un ser en tensión, aunque disponga de todo para ser feliz, se prohíbe el acceso a la dicha.

En fin, la relajación –y no es la menor de sus virtudes- es la fuente del pensamiento creador. Recordemos a Cicerón: ‘Únicamente el hombre relajado es verdaderamente creador y las ideas le vienen como un relámpago’.

La relajación, incluso en la acción, no debe ser patrimonio de los niños y de los animales (el gato es un modelo del género); debemos volver a aprender a relajarnos conscientemente algunos minutos cada día para poder permanecer relajados en cualquier circunstancia.”

Fragmento extraído de libro “Aprendo Yoga” escrito por André Van Lysebeth*

 * “El maestro André Van Lysebeth (1920-2004) dedicó toda su vida a practicar y enseñar yoga y es reconocido como el gran impulsor de este delicado arte en el mundo occidental. Estudioso incansable, director de la revista Yoga de Bruselas y creador de la Federación de Yoga de Bélgica, ostentó el título de Licenciado en Yoga, que le fue otorgado por Swami Sivananda en Rishikesh (Himalaya) en una solemne sesión de la Yoga Vedanta Forest Academy. Escribió diversos libros sobre yoga y tantra, entre ellos Perfecciono mi yoga, también recuperado por Ediciones Urano, y Aprendo yoga, publicado por primera vez en 1971 y considerado hoy el libro de yoga por excelencia en diversos países.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s